Nuestra Historia

Sería en el año 1928 cuando Carmelo Molina, un heladero originario de Valencia que venía los veranos a Granada para vender helados con su carrito y donde finalmente se establecería, quien comenzaría con esta tradición, realizando el helado  con una base de miel, hielo y frutas.

El 22 de mayo de 1932, “el día de Santa Rita”, comenzaría a fabricar y vender en su propia heladería de Plaza Nueva.

Ya con la segunda generación y años más tarde, en el Corpus de 1984, abriría otro nuevo establecimiento en la calle Reyes Católicos, muy cerca de Puerta Real.

Sería en 1995 cuando se decide trasladar la fábrica a las instalaciones de Mercagranada. La denominación de La Perla proviene porque desde un principio se quiso comparar este producto realizado con materias primas de primera calidad con una joya.

Hoy en día ya se encuentra la tercera generación de heladeros a cargo de esta marca tradicional de helados, introduciendo las nuevas mejoras en cuanto a calidad, procesos de elaboración, y de control de calidad, para así elaborar un helado de más calidad aún si cabe.